Diego Pace, CFO de Callao, es un reconocido profesional con una amplia experiencia en compañías en etapa temprana y de alto crecimiento, convirtiéndolas en escalables, rentables y seguras. Su desarrollo como inversor, consultor estratégico y board member de diferentes start-ups hacen que su visión hacia al futuro y su experiencia, contribuyan a que Callao sea una Fintech líder en el mercado.

Conversamos con él, para que nos cuente un poco más sobre esta revolución financiera.

Diego, ¿cómo es el rol de un CFO dentro de una Fintech?

Para hablar del rol actual del CFO dentro de una Fintech es necesario hacer un recorrido de la evolución del mismo. El Chief Financial Officer  tradicionalmente fue considerado como el encargado del cumplimiento regulatorio y proveedor de  información a los stakeholders externos e internos necesaria para la toma de decisiones,  el rol ha ido evolucionando y tomando cada vez más una relevancia estratégica en las decisiones que determinan el rumbo de las compañías, no sólo como proveedor de información para la toma de decisiones, sino también como decisor estratégico 

Con el advenimiento de la revolución tecnológica, esto se acelera aún más porque el análisis de la información se ha vuelto aún más crítico y porque el financiamiento para el crecimiento exponencial se ha vuelto mucho más importante para poder escalar a las compañías y llevarlas a otros mercados. En el mundo Fintech el rol del CFO se acerca aún más a la operación ya que las características de la industria hace que el rol se encuentre más en el centro de las escena como por ejemplo manejo de compliance, riesgos, pricing de productos, planificación estratégica, financiamiento de las operaciones y del crecimiento e interacción con stakeholders. Particularmente, se ha convertido en la persona de referencia para la relación con los inversores, siendo un interlocutor natural con los proveedores de venture y growth capital.

Hay una clara evolución del mundo Fintech en los últimos años, según lo que nos contás ¿nos podrías adelantar un poco más de qué se trata?

En las últimas tres décadas las Fintech fueron revolucionando el mercado, todo se aceleró a finales de los años 90’con la llegada de la Web1 por varias razones: el sistema bancario  y de las entidades financieras tenía alta barreras de entrada por  ciertas ventajas competitivas, en particular  la infraestructura física que representaban las sucursales, el manejo de la información propietaria como la de crédito de los clientes y finalmente el de ser el repositorio de información transaccional dando certidumbre a las operaciones financieras.. Una industria que se mantuvo durante dos más de un siglo con poca adopción tecnología y bastante defensiva 

El advenimiento de la Web1  generó la aparición de las primeras compañías Fintech, por lo general eran compañías que hacían lending p2p o que facilitaban algún tipo de transacción que antes no se podía hacer o no necesitaba de presencia física en las sucursales. Los bancos empezaron a ver que las Fintech estaban brindando un valor diferencial y surgieron los primeros challengers de la industria, más eficientes y con un salto de calidad enorme en experiencia del usuario.

¿Cómo impactó al mercado el advenimiento de las Fintech?

El mundo digital innovó muy rápido en comparación con los sistemas tradicionales y el impacto fue importante en la economía. La primera revolución de internet, la Web1, donde el usuario tenía mayor interacción en las aplicaciones, generó una ventaja de ahorro de dinero, mejoras de operaciones, y nuevas oportunidades en aquellas economías menos desarrolladas, sobre todo en Latinoamérica. Poniéndolo en términos de evolución de la competencia, la Web1 generó la caída de la primera barrera de entrada del sistema financiero que fué el reemplazo de la infraestructura física por infraestructura digital. La Web2 facilitó la caída de la barrera de la información de crédito de los clientes y del análisis de riesgo con herramientas como big data y la democratización de la información. Finalmente, estamos experimentando la tercera revolución del sistema y donde Web3.0 mediante la utilización de blockchain elimina la necesidad de entidades validadoras de operaciones y los usuarios tienen ownership de su información.

Esto ha generado una creciente necesidad de los players tradicionales de aggiornarse rápidamente para mantenerse vigentes y poder competir con los nuevos “challengers” de la industria.

 En Latam este proceso fué aún más marcado porque las fricciones del mercado por temas regulatorios y propios de la industria así como la baja inclusión financiera en la región hizo que esta revolución fintech tenga más impacto que la que tuvo en países desarrollados. La llegada de los challengers, neobanks, lending fintechs y otros servicios financieros digitales incrementó significativamente el acceso de no bancarizados al sistema y generó mejoras importantes en la calidad de vida de muchas familias. La llegada de la tecnología generó una  baja en las comisiones y los intermediarios. Ya no hacía falta tener historial crediticio, tampoco ir a una sucursal bancaria para abrir una cuenta, generando un cambio drástico para que las fintech sean la primera industria , quizás la más grande, en términos de tamaño de la Web2. Y la primera en adopción de la Web3.

Ahora que la web2 ya existe y vemos que estamos en el mundo web3  ¿De qué se trata este nuevo concepto?

En esta tercera etapa de la web, llamada Web3, hay un cambio de paradigma. Los repositorios y el análisis de la información ya no está más del lado de las entidades, sino que los usuarios son dueños de su información, de esto se trata la descentralización de las finanzas. Aquí introducimos un concepto como es Blockchain, donde se elimina la necesidad de depender de servidores o entidades que manejan la información. Es un gran cambio hacia el futuro y es una gran transformación en la digitalización de la cantidad de productos y servicios que se ofrecían en la Web2.

De acuerdo a lo que me contás, los servicios de las fintech tienen un impacto fundamental en este nuevo modelo tecnológico. Entonces, en lo particular, ¿cómo impactan los servicios de Callao en la web 2 y 3?

Hace mucho tiempo que Callao viene trabajando como integrador, construyendo un puente para que las empresas que se encuentran en Web3 puedan transaccionar en los esquemas tradicionales de la Web2. Es decir, Callao ofrece como ventaja competitiva la facilidad de adaptación a diferentes tipos de procesamientos de datos y de transacciones.

¿Cómo ves la proyección hacia el futuro de esta revolución 3.0?

Esta revolución es muy rápida y de mucha adopción, no se ha visto en mucho tiempo que la tecnología avance con esta fluidez. La Web3 permite la creación de nuevos servicios, nuevos productos, nuevas formas de ahorrar, interactuar y de tomar crédito. Genera otro tipo de paradigma en la transaccionalidad, donde las entidades regulatorias centrales o las de validación pasen a ser directamente a través del blockchain. Es por eso que Callao se encuentra en esa carrera del cambio y de ser el puente más especializado para liderar con su capacidad de procesamiento, seguridad y escalabilidad. 

Algunas reflexiones que quieras brindarnos

Creo que estamos viendo un crecimiento exponencial que no tiene límites para las fintech. Si bien es la primera industria que revolucionó el mundo Web, todavía queda un espacio enorme para crecer. Hay lugar para muchos jugadores dentro de esta carrera, aquellos que brindan infraestructura se van a diferenciar en la eficiencia, capacidad y el reliability de las transacciones. Callao, tiene la visión y el objetivo de ser el procesador de los procesadores, es decir, la primera línea de la capa de infraestructura fintech que ayude a cualquier compañía, sea financiera o no y por más pequeña que sea, a brindar servicios de cara a sus clientes. Callao es el que provee el pico y la pala para que otras personas encuentren el oro.