La informalidad financiera en América Latina, llevó a las personas a buscar alternativas a la tradicional bancarización. La solución la encontraron en las billeteras digitales: una vía de acceso para que la población de LATAM adopte canales virtuales para realizar pagos de servicios, transferencias y todo tipo de compras.

Para los bancos digitales y las fintech, esto representa la posibilidad de utilizar a las billeteras virtuales como un canal de captación de clientes, generando data que sirva como insumo para crear perfiles de crédito.

Una región caracterizada por la informalidad financiera

La economía en América Latina suele asociarse con la inestabilidad, devaluación e informalidad, ya que constantemente enfrenta problemas que impiden estabilizar los números, generando un impacto directo en la sociedad. Los países de la región suelen identificarse como cash-dependent markets, al utilizar el efectivo como principal medio de pago, lo que se condice con la alta tasa de informalidad financiera existente. 

El crecimiento de las billeteras virtuales en Latinoamérica

Según datos del Banco Mundial, hasta marzo del 2020, previo a los meses de confinamiento, se estimaba que aproximadamente el 45% de los adultos de latinoamérica no estaba bancarizado, es decir, no tenía acceso a un historial crediticio ni a préstamos con tasas convenientes.  

En este momento aparecieron como aliadas de la sociedad las billeteras virtuales, para reacomodar la dinámica de pagos. Cada vez más usuarios comenzaron a utilizar esta opción financiera que no solo es práctica, sino que además permite la formalización del dinero y las transacciones

Según el informe Billeteras Digitales Latam 22 de Research Lab, Argentina es el país que más las utiliza, siendo el principal medio de pago del 27% de los encuestados. Así mismo, el estudio demuestra que entre los encuestados de Ecuador, Perú, Chile y Argentina, el 30% declara poseer una billetera digital descargada.

En el mismo sentido, el Banco Mundial expresa que los pagos digitales tomaron una importancia clave, dado que durante la pandemia,  el 40% de los adultos de América Latina y el Caribe realizaron pagos digitales, incluidos un 14% que los realizaron por primera vez.

Cada vez son más las empresas que desembarcan en países latinoamericanos en busca de las personas excluidas del sistema bancario. Según el informe Global Payments Report elaborado por FIS, se estima que para el 2025 las billeteras virtuales se duplicarán con respecto al 2021, con un crecimiento sostenido de un promedio del 27% anual, y  representarán el 23% de las transacciones . Cifra que no sorprende si se tienen en cuenta todos los beneficios y facilidades que ofrecen a los usuarios.

El informe de FIS citado, expresa que en lo que respecta a pagos realizados a través de comercio comercio electrónico, los consumidores mexicanos son los que más utilizan este medio de pago entre sus pares regionales. Las billeteras representaron casi el 27% del valor de transacción del 2021 y se proyecta que se aproximen al 36% de participación para el 2025. Al mismo tiempo, se espera que para el 2024 las billeteras digitales superen a las tarjetas de crédito en México como el medio de pago líder del comercio electrónico.

Muchos países ya han entendido la importancia de estas nuevas herramientas y el impacto positivo que tuvieron en la sociedad. En el caso de Argentina, el Banco Central (BCRA), lanzó un programa que favorece la interoperabilidad entre plataformas (transferencias 3.0). En cuanto a Perú, mediante la circular 003-2020 del Banco Central de la Reserva (BCR), también se estandarizó la interoperabilidad, el acceso y transparencia de la información, y la seguridad brindada a los usuarios

En Brasil, el Banco Central (BACEN) lanzó Pix, un servicio de pagos en tiempo real que permite realizar transferencias de dinero P2P, pago de facturas, impuestos y servicios a través de dispositivos móviles. Así como también pagos en puntos de venta y en ecommerce, pagos comerciales entre empresas y proveedores y hacia organismos gubernamentales en concepto de multas, impuestos, reembolsos, prestaciones sociales, etc.

Otro país que sigue esta tendencia en la región es México: Banxico, el banco central de México, habilitó los pagos móviles a través de CoDi, ofreciendo pagos P2P, P2B, B2B y B2P a través de banca móvil, incluyendo pagos recurrentes como aquellos en concepto de alquiler o préstamos de hipotecas. 

El crecimiento de las cuentas CVU y las fintech

Según el último informe de Pagos Minoristas del Banco Central (BCRA), las billeteras virtuales de las fintech vienen ganando terreno: en el mes de agosto de 2022 se efectuaron 145,6 millones de transferencias inmediatas por $3.5 billones, que se traducen en crecimientos interanuales del 105,6% en cantidades y del 29,7% en montos. Como si los números no fueran ya llamativos, cabe destacar que el 52,3% de estas transferencias inmediatas tiene como participante una Clave Virtual Uniforme (CVU).

Callao como aliado para la emisión de cuentas virtuales en Argentina

Para que una empresa pueda emitir dinero electrónico y tener cuentas virtuales, se deben cumplir diferentes requisitos frente a los entes regulatorios de cada país. Esto no sólo representa una gran complejidad, sino también altos costos, tanto de tiempo como de recursos.

Entre estos requerimientos, se encuentran: poseer la licencia correspondiente (es decir, ser proveedor de servicios de pago -PSP-), contar con una cuenta recaudadora en banco oficial (ya que todo el dinero que se encuentre en la cuentas virtuales debe estar respaldado en una cuenta con Clave Bancaria Uniforme – CBU-), contar con la infraestructura tecnológica para realizar una plataforma que permita la existencia y movimiento de esa cuentas y contar con un equipo de cumplimiento para evitar problemas en la regularidad de los pagos. 

Callao, como PSP, tiene la posibilidad de emitir todos los CVU necesarios dentro de un mismo ecosistema financiero, ya que cuenta con la licencia y la infraestructura para respaldar tales operaciones, pudiendo generar cuentas virtuales interoperables con el sistema bancario.

En el caso de las empresas que no cuentan con la estructura para operar con cuentas virtuales, Callao es el partner ideal, ofreciendo PSP en formato FaaS. Esto quiere decir que, las cuentas son emitidas por Callao como issuer y operadas bajo un esquema de outsourcing sobre cuentas recaudadoras de nuestra compañía, para que cualquier billetera pueda tener su cuenta virtual sin la necesidad de ser PSP.

Al mismo tiempo, brindamos toda la infraestructura para operar y administrar. Y la seguridad de que todas las cuentas emitidas por nuestra empresa cuentan con condiciones definidas para el cumplimiento operativo y la mitigación del riesgo de las operaciones de las mismas. 

Contactanos para más información AQUÍ