Hanna fue co-fundadora de la billetera cripto belo y VP Wealth & Community en ank. Es una voz muy activa en la industria fintech en temas relacionados a finanzas embebidas y educación e inclusión financiera.

Hoy se desempeña como CGO de Callao, liderando la estrategia de expansión global, aportando perspectiva de género en materia de alianzas, marketing, relaciones institucionales y desarrollo de nuevos negocios. Al mismo tiempo que opera como nexo con partners estratégicos.

Tuvimos el placer de conversar sobre el rol de la mujer en la industria fintech con ella, quién además es Coordinadora de Diversidad & Inclusión en la Cámara Argentina de Fintech.

  • ¿Qué fue lo que te hizo interesarte en esta industria? ¿Cuáles fueron tus motivaciones?

Lo que me hizo interesarme por la industria fintech, es la posibilidad de dar acceso, de construir productos financieros más simples, más baratos, más accesibles y crear cultura de ahorro e inversión en una región que está siempre tan castigada por constantes crisis económicas, en donde el que termina sufriendo por la pérdida de poder adquisitivo son los usuarios. Acercar los productos financieros a la mayor cantidad posible de gente.

  • ¿Cuáles crees que fueron las principales causas de la expansión del dinero electrónico en relación a la inclusión financiera de mujeres pertenecientes a los sectores más vulnerables de la sociedad?

Las herramientas de ahorro, inversión y de pagos y en general, todas las herramientas fintech le posibilitaron a las mujeres tomar muchas más decisiones y estar en control y en el manejo de sus finanzas,materia en la que siempre estuvimos relegadas: la educación financiera. En general es un problema de la sociedad, pero las mujeres siempre tuvimos un retraso mayor porque aunque suene paradojal, por más que tomemos las decisiones de compra domésticas, no tomamos las grandes decisiones y tampoco sabemos muy bien cómo ahorrar e invertir nuestro dinero. 

¿Las causas? Sistémicas. Desde edad temprana operan sesgos y barreras culturales que de alguna manera determinan nuestras oportunidades, moldeando nuestros intereses. Un ejemplo práctico: a las niñas se les ofrece juguetes relacionados a los cuidados (muñecas, cocina, etc) y a los varones al pensamiento estratégico y a la ingeniería (videojuegos y bloques). Eso, al final de una larga cadena de acontecimientos, termina generando que las mujeres opten por carreras y educación más relacionadas a habilidades blandas y cuidados. Lo que no está mal per se, sino que simplemente se nos acorta el rango de posibilidades, de formarnos en matemáticas, finanzas, habilidades técnicas. 

Entonces sí es muy notorio como en la accesibilidad, con el abaratamiento de costos a la hora de abrir una cuenta con la rapidez y la eficiencia con la que se puede manejar las finanzas a través de un smartphone. Eso le ha permitido a las mujeres dar un salto significativo en su inclusión financiera.

  • ¿Cómo sentís que fue evolucionando el rol de las mujeres en el mundo fintech? 

Las mujeres en el mundo fintech vienen evolucionando a un ritmo súper importante. Se visibilizó la agenda de igualdad de oportunidades. Muchas cámaras del sector en toda la región tienen sus comisiones de diversidad e inclusión. Nosotros la impulsamos desde la Cámara Argentina de Fintech. Yo soy la coordinadora de la Comisión de Diversidad e Inclusión hace muchos años. Tenemos a muchas empresas del sector involucradas con sus comités internos, con sus propias políticas y manuales de buenas prácticas. 

Por un lado, se visibilizó la temática de alentar las políticas de diversidad e inclusión y por otro lado, la necesidad de tener mujeres en roles de toma de decisión como mujeres fundadoras y como mujeres en el venture capital para financiar a otras mujeres, también se hizo bastante evidente. Los números todavía son malos, pero son mejores que hace unos años atrás.

  • ¿Cómo ves el rol de la mujer en el mundo fintech en relación a su rol en la banca tradicional? ¿Qué aspectos son mejores o peores comparando ambos entornos? 

El sector fintech al estar haciendo su regulación por un lado,  hace con que no haya todavía mucha regulación, como cupos y demás, porque es un sector que está regulado en partes. Eso hace que en la banca tradicional  uno vea un poco quizás más de mujeres en los entry levels, no tanto en las funciones dirigenciales.

En fintech, se puede decir que al principio lo que vimos es lo peor de los dos mundos, o sea, lo peor del mundo tech, que es súper masculino y del mundo financiero, que también es súper masculino. Entonces tuvimos que empezar desde muy abajo. Pero sí siento que, con todo esto que les mencionaba antes de la presencia en las cámaras, las comisiones, los comités internos de las compañías y la visibilización de la necesidad de capital de riesgo para mujeres y equipos fundadores compuestos por mujeres. El escenario va cambiando.

  • ¿Qué considerás que falta hacer para lograr un escenario 100% inclusivo? 

Que todas las compañías del sector tengan sus propias comisiones internas de diversidad, inclusión, que en todas las compañías y en todas las startup haya manuales y políticas para erradicar la brecha de salarios, la brecha de dispersión de posiciones. Que haya planes de carrera y capacitaciones enfocados en ganar habilidades tecnológicas que muchas veces son las que vemos en IT, por ejemplo en tecnología donde hay menos mujeres.

Enfocarse en desarrollar planes de carreras en producto, que es un sector para el cual es más fácil entrar para las mujeres, es un conjunto de habilidades más accesible. Hace falta distribuir mejor el acceso al capital de riesgo para que más mujeres founders tengan acceso y para fundar sus propias compañías.

  • ¿Cómo colabora Callao en este aspecto?

Mi ingreso a Callao hace dos meses es una clara muestra de que en el C-level de la compañía se estaba buscando incorporar diversidad para mejorar la toma de decisiones y la matriz de riesgo. Así que, evidentemente, la diversidad une, más allá de que las compañías que están gerenciadas con diversidad tienen mejores retornos de inversión. Lo importante acá es pensar que los productos que se hacen también con compañías diversas suelen ser más abarcativos, atender mejor las necesidades de todos los usuarios, no solo de un sector, no tienen tantos sesgos y que a la hora de tomar decisiones…siempre uso el mismo ejemplo, que es que si uno tiene un equipo homogéneo en la toma de decisión, o sea, varones de la misma clase social que estudiaron en las mismas facultades, en los mismos colegios, tienden a pensar en forma homogénea, lo que se llamael pensamiento de grupo, y eso hace que de repente pasen oportunidades por afuera de la ventana o riesgos también, y no se los analicen porque están todos mirando para el mismo lado.

Cuando tenés miradas diversas, podés analizar mejor riesgos y oportunidades. Callao en ese sentido viene haciendo un esfuerzo grandísimo por incorporar mujeres y diversidad en sentido amplio: diversidad étnica, cultural, etaria, de género y de orientación sexual, para que justamente toda esa toma de decisiones y el análisis de oportunidades y de riesgos sea mucho más rico.

  • Como Chief Growth Officer, ¿podés describirnos qué acciones se llevan a cabo desde ésta área? ¿Cómo contribuye a la inclusión de las mujeres en la industria? 

Desde Growth, nosotros queremos arrancar en los próximos meses en Callao con la política de D&I. Y para eso vamos a construir nuestro propio manual de políticas de balance de vida laboral y personal, nuestras políticas en caso de abuso y acoso dentro de la compañía, nuestra política de infraestructura para que en  la jornada híbrida, las mujeres que son mamás o que necesitan un espacio, puedan tener este un lugar para para compartir con sus hijes. Estamos tratando de entender qué lenguaje vamos a hablar, cómo vamos a comunicar. Estamos repensando un poco la estrategia de comunicación para que sea más inclusiva y esté con menos sesgos a la hora de comunicar. 

Estamos incorporando y buscando activamente mujeres para cubrir ciertos puestos. Tenemos en el pipeline la idea de promocionar a través de becas la formación en habilidades tecnológicas para mujeres, sponsorear a mujeres para que puedan acceder a cursos de programación, alentar planes de carrera que estén vinculados con habilidades de todo tipo, pero con foco en mujeres.

Y después vamos a armar nuestra propia comisión interna de D&I. Y lo que tiene que ver con ESG las políticas de sustentabilidad.

  • ¿Cómo se podría hacer extensivo a otras empresas utilizando el growth as a service?

Perfectamente, queremos armar un modelo piloto que se pueda compartir y exportar a otras compañías dentro de nuestra idea de growth as a service. Lo que sí es importante es que Callao, al pertenecer tanto a la cámara fintech como a diferentes cámaras a nivel LATAM, y al tenerme a mí como referente y como Coordinadora General de la Comisión de Diversidad e Inclusión, de alguna manera es un sello de que vamos a estar mirando activamente, incorporando activamente todas las iniciativas que que tienen que ver con el desarrollo de esa vertiente, que es más bien transversal.

O sea, es una forma de pensar la compañía y de pensar la adquisición de talento y la retención y fidelización de talento, que sin duda ya no tiene mucha discusión. El argumento de: ¿por qué diversidad? creemos que ya es bastante sólido.

Es muy importante que las mujeres que estamos en fintech salgamos a hablar, a contar la industria desde nuestra perspectiva, desde nuestro rol y podamos cada vez pushear más para alcanzar posiciones más altas. Porque eso inspira a que más mujeres quieran entrar y le pierdan el miedo y se sientan representadas e identificadas.

Entonces es clave que las que estamos performando en la industria, hablemos. Conquistemos espacios de visibilidad, alta exposición y poder de toma de decisiones.